Lieja-Bastogne-Lieja, aquí empezó todo

Lieja-Bastogne-Lieja JoanSeguidor

La Lieja-Bastogne-Lieja es la génesis de la primavera

Lieja es la capital de la Bélgica francófona, Valonia, el lugar del gallo en la bandera, orografía áspera y bosques que no dejan ver el cielo.

Lieja es una ciudad de marcado carácter industrial, en la rivera del Mosa, el río que vertebra un territorio en términos “ciclísticos” privilegiado.

Lieja ha visto las tres grandes, sí incluso hasta la Vuelta, ha albergado mundiales, ha disfrutado de carreras de todo tipo y cada año acoge el final, en lo alto de su pedanía de Ans, de la Lieja-Bastogne-Lieja y a su vez, el simbólico epílogo de la primavera.

Porque como decimos, en Lieja empezó todo

Un diario concibió la Lieja-Bastogne-Lieja

En el año 1892 nació una carrera bajo el cobijo del diario “L´ Espresse”, un diario escrito en francés que buscó entre las rutas del sur belga para realizar íntegramente una carrera en la parte francófona del país.

Fue la Spa- Bastogne.

La localidad célebre por su circuito de automovilismo dio banderazo a la que sería la primera edición del monumento más antiguo del mundo, con el tiempo Lieja-Bastogne-Lieja, un trazado escogido así porque era el posible para los periodistas que querían seguir la carrera yendo y viniendo en tren el mismo día.

En ese tren que iban los plumillas, también viajaban algunos árbitros y también algunos ciclistas desechos físicamente, con el dorsal en la mano tras pasar el control de Bastogne.

Bastogne, uno de los hitos de la Segunda Guerra Mundial, era el punto de inflexión en el sentido de la carrera y también de su dureza, pues las Ardenas, en todo su esplendor se abrían a los corredores generando ediciones memorables, algunas en la retina de todo aficionado, como aquella que Bernard Hinault ganó en solitario, entre la nieve.

La Lieja es en nomenclatura ciclista “la decana” o como les gusta decir por el lugar “la Doyenne”, la carrera más antigua de entre todas las grandes carreras que perviven en el ciclismo actual.

Merckx sobre Valverde: los récords están para batirlos

 

Una carrera que domina Eddy Merckx, pero que Alejandro Valverde aspira a coliderar. A un paso, sólo a uno, tan pequeño, pero tan grande, del mejor de siempre, porque en Lieja, nunca gana un cualquiera.

Imagen tomada de Velon.cc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *